}
Los cambios de mediados a fines del XX : nombreBlog
Morteros, Córdoba, Argentina /

Los cambios de mediados a fines del XX

La sociedad exhibió transformaciones de gran significado durante el período de entreguerras, pero fueron más intensas aún en el lapso que siguió a su finalización, con el advenimiento del peronismo. El régimen realizó una exaltación vigorosa de la participación femenina en la arena política al elevar como pieza fundamental la figura de Eva Perón.
Ella impulsó una impactante movilización de mujeres, mediante la creación de la rama femenina del Partido Peronista. El credo redistributivo de quien se transformó en Evita y en gran hacedora de bienestar también se cifraba en la capacidad de las mujeres para legislar y gobernar, para administrar el hogar y también ocuparse de lo público, aunque ella misma estuviera lejos y hasta enfrentada con los ideales feministas. La apelación a las mujeres para que dejaran la casa y dieran si fuese necesario ‘la vida por Perón’ contiene la trama paradójica de la versatilidad de Evita en materia de convicciones sobre la participación inexorable de las mujeres en la arena política.
El sufragio femenino, solicitado tan arduamente por las feministas, fue conquistado en 1947 y ejercido por primera vez en 1951. Las representaciones que asociaban los nuevos comportamientos morales femeninos con la impronta peronista y, especialmente, la vinculación con la figura de Evita, que como una meretriz ambiciosa y arribista había trepado desde los peldaños más pobres a la cima del poder, según aseguraban sus detractores, en buena medida expresaba ofuscamiento ante las mayores libertades ganadas por las mujeres. Un aporte fundamental a ese horizonte más autónomo fue la ley del divorcio vincular, sancionada a fines de 1954 y suspendida sine die en 1956 por un decreto de la llamada Revolución Libertadora.
Se impone también recordar acá las contribuciones de la Fundación Eva Perón a mejorar la vida de las mujeres, sobre todo las de los sectores más relegados. Entre los nuevos fenómenos que trajo el peronismo no fue de menor importancia la ampliación de la escolaridad secundaria de las mujeres. Sus consecuencias se extendieron a los años posteriores al derrocamiento del régimen, cuando las egresadas ingresaron masivamente en la universidad.
Durante la década de 1960, miles de muchachas ocuparon lugares junto a los varones en las carreras universitarias, y aunque hubo un número mucho más elevado en las ciencias humanas y sociales, se distribuyeron también en los dominios de las ciencias exactas y naturales, lo mismo que farmacia y medicina, estudios que históricamente había sido los primeros en admitir mujeres.
Los cambios de esa década crucial fueron de enorme significado para las relaciones de género, puesto que la mayor libertad sexual conquistada por las mujeres, acompañada ahora por el alcance masivo de la píldora anticonceptiva, reforzó los vientos libertarios que cruzaron la época caracterizada por la radicalidad política y la construcción de utopías revolucionarias. Fueron años intensos que impulsaron a muchos jóvenes, varones y mujeres, a diversas modalidades de militancia, incluida la lucha armada.
Más del 30 % de desaparecidos en la dictadura cívica, militar, eclesiástica de la segunda mitad de la década de 1970 fueron mujeres, cuyas condiciones en los numerosos lugares de detención tal vez resultaron más abrumadoras por el abuso sexual y porque fueron numerosos los niños nacidos en cautiverio y apropiados por los victimarios. Pero en la noche oscura de la más sangrienta de las dictaduras que vivió la Argentina, fueron también mujeres las que exhibieron la más sostenida y contundente resistencia: las Madres y las Abuelas de Plaza de Mayo. Compelidas a inquirir y a interpelar al régimen criminal sobre el paradero de sus hijos y de otros familiares, se constituyeron en una fuerza civil extraordinaria. No deja de sorprender que su intrépida conducta –una muestra más de la persistente intervención pública de las mujeres– se hiciera en nombre de la maternidad apolítica.
La recuperación del estado de derecho reverberó en una actualización de las ideas feministas. El retorno a la forma republicana de gobierno también debía significar una modificación de las relaciones jerárquicas de género.
A partir de 1983, diversos grupos de mujeres reclamaron equidad e igualdad en todos los dominios. Se inició entonces una larga saga de acciones militantes que llevaron a numerosos cambios de legislación acerca, entre otros temas, de la patria potestad compartida, el divorcio vincular, la ley de cupos que garantiza un mínimo de 30% de mujeres en los cargos públicos electivos (la Argentina fue país pionero en la materia), la ley de acceso gratuito a los métodos anticonceptivos y la que sanciona la violencia de todo orden contra las mujeres.
En 1994, el país dio otro gran paso al incorporar a la Constitución Nacional la Convención contra toda Forma de Discriminación de las Mujeres, que contiene un vasto número de aspectos para igualar su estatus al de los varones, aunque se tiene la impresión de que quienes se obligan por juramento a respetarla todavía estén lejos de hacerlo. No puede desconocerse que también hubo muchas mujeres movilizadas a raíz de la pérdida de empleos acaecida durante la década de 1990. Piquetes y campamentos realizados por desocupados, desde Neuquén a Salta, tuvieron intenso protagonismo femenino.
A lo largo de los tiempos las mujeres no solo sostuvieron hogares; siempre, de un modo u otro, intervinieron en los procesos de interés colectivo bajo cualquier signo político, aunque no se lo haya reconocido en su tiempo ni en el relato histórico. Más allá de la conquista de derechos, la sociedad todavía debe realizar una gran faena para igualar a los géneros.
Fuentes: Mujeres en la sociedad argentina. Una historia de cinco siglos. Barrancos D; El partido peronista femenino, Bianchi y Sanchis, Historia de las mujeres en la Argentina, Devoto y Madero; Historia de las trabajadoras en la Argentina, Lobato; Mujeres en la Argentina, Barracos D

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espacio para los lectores
Esperamos su comentario sobre esta noticia.
IMPORTANTE !!! Regionalisimo, NO tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite, Regionalisimo se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.
Gracias por su aporte