}
Agricultura urbana: una alternativa agroecológica para reutilizar el suelo : nombreBlog
Morteros, Córdoba, Argentina /

Agricultura urbana: una alternativa agroecológica para reutilizar el suelo

Terrenos de poco valor inmobiliario son reciclados para cultivar alimentos orgánicos. El aporte social y ecológico de estos espacios verdes instalados en medio de la ciudad.
Más de 30 hectáreas ubicadas en la ciudad de Rosario son explotadas de manera agroecológica.
Según un informe de la Organización para la Agricultura y la Alimentación de Naciones Unidas (FAO), Rosario se destaca entre las ciudades latinoamericanas y del Caribe por su trabajo en agricultura urbana.

La agricultura urbana es la elaboración de alimentos mediante técnicas agroecológicas por parte de pequeños emprendedores, destinados al autoconsumo y al mercado en general. En Rosario este trabajo está coordinado y fomentado por el Programa de Agricultura Urbana (PAU), dependiente de la Secretaría de Economía Social de la Municipalidad de Rosario.

Aníbal Mesapelle, actual director de Proyectos Productivos de la Municipalidad de Rosario, brindó detalles del mismo, el cual empezó como una alternativa de salida económica en 2002, y hoy cuenta con más de 30 hectáreas ubicadas en medio de la ciudad explotadas de manera agroecológica, cuya producción y comercialización es hoy el sustento económico de más de 250 familias.

Un poco de historia

De acuerdo con el testimonio de Mesapelle el proyecto de agricultura urbana se inició luego de la crisis de 2001 donde el municipio “buscó definir una estructura para poder encauzar necesidades económicas de gente que había quedado fuera del mercado laboral formal y que tenía habilidades y experiencia en el manejo de la tierra, ya que mayormente provenía de zonas rurales”.

Fue entonces que “gracias al accionar de un grupo de ingenieros agrónomos surgió el este programa, que primero apuntó a la capacitación en cultivos de huertas familiares y comunitarias y a brindar herramientas para su comercialización a través de ferias de economía social”, continúo el especialista.

Con el crecimiento de la demanda “se buscó facilitar el acceso a mayores superficies de trabajo y a mejores condiciones productivas. Fue así que surgió la iniciativa de recuperar espacios remanentes no aptos para la construcción ni uso inmobiliario, o terrenos fiscales sin programa de uso cercanos a grandes trazas viales y ferrocarriles, donde se formaron lo que hoy se denominan parques-huertas”, decribió Mesapelle.

El especialista detalla que hoy ya se cuenta con más de 30 hectáreas de parques-huertas, divididos en parcelas que se entregan a los emprendedores en comodato durante un tiempo determinado. “Hoy trabajamos con un padrón directo de 250 familias de huerteros y la producción actual está compuesta por distintas especies de hortalizas, plantas aromáticas, condimentarias, medicinales y ornamentales”, agregó el responsable del programa.
Propuesta agroecológica

Este proyecto busca aportar un valor agregado: que la producción sea libre de insumos de síntesis química, posibilitando alimentos de alto valor nutritivo.

Para esto el responsable del área comentó que “se articulan tareas mediante convenios con el programa Programa Prohuerta INTA quienes apoyan con la provisión de semillas, y con el Centro de Estudios de Producciones Agroecológicas (CEPAR)”.

Asimismo cuentan con un grupo de ingenieros que trabaja en la generación de semillas propias, con el fin de garantizar la continuidad de esas especie no transgénicas, en el monitoreo de plagas con productos naturales, y en la planificación de siembra y selección de cultivos según la estación. Su finalidad es que “la producción de alimentos sea de alto valor nutricional, se proteja el medioambiente, y los emprendedores puedan tener mayor rendimiento posible”, destacó el funcionario.
De las huertas en barrios a caterings gourmets

Según Mesapelle en sendas ocasiones los productos de las huertas son requeridos por chefs de la ciudad por encargos especiales por su condición orgánica. “Tenemos por ejemplo, el caso de Luis, un joven que trabaja en un parque huerta ubicado en barrio La Tablada y que recibió varias veces pedidos de tomates cherry, zapallitos zucchini u otras verduras para el servicio de catering de Marta Cura”.

El mayor volumen de comercialización se da en ferias como la de plaza Suecia, ubicada en Bulevar Oroño y el Río, donde cada domingo “llega a haber colas de una cuadra de gente y la verdura que llega a las 8 de la mañana se termina antes del mediodía”, concluyó Mesapelle.

Cabe destacar que la labor de Rosario en Agricultura Urbana fue reconocida también por la ONU y Dubai como una de las 10 mejores ciudades en lo que respecta a las Prácticas para Mejorar las Condiciones de Vida de la Sociedad.

Autora: Lorena Arroyo

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espacio para los lectores
Esperamos su comentario sobre esta noticia.
IMPORTANTE !!! Regionalisimo, NO tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite, Regionalisimo se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.
Gracias por su aporte