}
Con poco inundaron de felicidad a dos hermanos discapacitados : nombreBlog
El tiempo - Tutiempo.net
Morteros, Córdoba, Argentina /

Con poco inundaron de felicidad a dos hermanos discapacitados

Héctor Farias con escasas palabras por su discapacidad, pero con su mirada iluminada, con esa sonrisa que conmueve al expresar  la alegría de haber cumplido el preciado sueño de conocer la Bombonera, con risas dice que saludo desde la tribuna a los jugadores de Boca. Héctor todos los días en la caja del supermercado de la Cooperativa Agrícola Ganadera de Morteros solidariamente ayuda a la gente a cargar los bolsos. En el misma empresa trabaja el presidente de la peña boquense, quien le propuso ver al equipo de sus amores, sueño que no solo cumplió él, sino que pudieron ver a la escuadra azul y oro, su hermano José Luis quien también tiene discapacidad y su hermana Claudia quien los acompaña a ambos. Una vivencia que no se olvidarán más.
Gritos, abrazos y gran emoción vivieron los hermanos Héctor y José Luis Farias, al grito de gol, después que Bentancur tomara la pelota en ataque avanzando hacia Pavón quien tira un centro pasado, recuperando Fabra para entregar a Solis y este tira el centro para que Pipa Benedetto le permita vibrar de emoción en plena «Bombonera» al final del primer tiempo frente a Patronato de Paraná. Héctor pronto por cumplir sus 50 años es quien junto a su hermana Claudia, hace referencia a la inmensidad de la alegría vivida en plenitud al concretar el sueño de llegar al Estadio de Boca Juniors junto a José Luis de la mano de la Peña Boquense de Morteros y Daniel «Tato» Carbanesi.
Los hermanos José Luis y Héctor Farias desde los primeros años de vida como consecuencia de una meningitis, vieron disminuida su capacidad mental. Atraídos por la pasión por Boca Juniors que tenía su papá, se hicieron hinchas del mismo equipo, con los años el amor por los colores fue creciendo, siguiendo al conjunto xeneize en cada televisación. 
El sueño de llegar a la Bombonera con su papá y su hermana siempre se mantenía latente. Hace un año el padre falleció y cuando la posibilidad de acariciar aquel sueño parecía desvanecerse aparece Daniel «Tato» Carbanesi abriendo el camino y la suma de la Peña Boquense «Realdo Mua Audassio» término posibilitando que la ilusión se transformara en emoción en la jornada del 20 de abril.
«Tato Carbanesi, le regala un viaje con todos los gastos incluidos a Héctor para ir a ver a Boca a la bombonera, pero él no puede viajar solo, así que me tenía que hacer cargo de mi viaje y los gastos, cuando lo comento en mi casa, mi otro hermano, José dijo que también quería ir, así que más se complicaba, ya que debía hacerme cargo de dos viajes y todos los gastos. Dije que iba a pagar semanalmente, pero cuando llegó la fecha no contaba con dinero para viajar, así que lo suspendimos» comienza narrando Claudia Farias sobre cómo se gestó la posibilidad de lograr llegar a cumplir el sueño de conocer el estadio de Boca Juniors, para sus hermanos, como así también para ella.
Prosigue contando que «Un día llega a la escuela donde trabajo, Mari Blangetti a quien le comentó que estábamos viendo la posibilidad de concretar el viaje, entonces ella me consiguió que la Peña Boquense se haga cargo del viaje de José, a Héctor se lo regaló Carbanessi, así que solo me tenía que hacer cargo de mi viaje y el costo de la comida y demás gastos de José, fui ahorrando, hasta juntar los casi 3 mil pesos que gaste y logramos ir al partido que jugaron en la Bombonera contra Patronato».

La inmensidad de la vivencia
«Fue lindo, fui a ver el partido de fútbol, salude a los jugadores. Nunca pensé que iba a ir, me alegro, lo quiero al Tato» con una gran sonrisa expresa Héctor, quien además acota que a él no le gusta jugar a la pelota, pero si mirar el partido por televisión.
Además de conocer la cancha de Boca Juniors visitaron la catedral de Buenos Aires, plaza de Mayo, el Cabildo, el barrio de la Boca recorriendo la calle «Caminito», para después del almuerzo desde el predio donde se estacionan las unidades de transporte dirigirse al estadio y ubicarse en el sector de planteas. «Estuvimos bien ubicados, el ingreso fue bastante fácil, lo difícil fue la salida, era un mundo de gente, si tendría que haber salido sola con mis hermanos, es probable que se hubiesen perdido, siempre estuvimos acompañados por la gente de la Peña Boquense, todo el grupo siempre estuvo, por eso estoy muy agradecida a todos ellos, no solo por posibilitar que pudiésemos viajar, sino por todo el apoyo que nos brindaron» enfatizó Claudia Farías
Al contar algunos momentos experimentados por sus hermanos mientras se desarrolló el encuentro futbolístico, narró que Héctor lo disfruto, siempre estuvo con una fuerte expresión de alegría, pero José Luis que es más serio, cuando Boca hizo el gol, «estalló de emoción, se le caían las lágrimas, me abrazó tan fuerte que tuve que pedirle que aflojara, para los dos fue algo increíble, imposible de decir en palabras» 
Así mismo comentó que siempre decían con su papá de llevar a Héctor y José a la Bombonera, «el sueño siempre fue el de ir los cuatro, él ya no está, pero pudimos ir nosotros tres por eso agradezco a la peña por esta posibilidad de cumplir el sueño de ver a Boca, a «Tato» (Carbanessi) por el cariño y todo lo que hace por Héctor, al igual que a todos los empleados de la Cooperativa Agrícola Ganadera de Morteros por todo lo que hacen por él.
A poco más de un mes de regresar del mítico estadio donde cada domingo se reúnen miles de fanáticos a alentar a Boca Juniors, al que los hermanos soñaban pisar pero no esperaban lograr, con la alegría de los momentos vividos, Héctor vuelve a soñar al decir que quiere volver para ver ganar a su equipo favorito.

Necesitan resolver gestiones para una mejor calidad de vida
Todos nacieron siendo hijos de un hogar que tuvo que barajar y dar de nuevo porque no existen fronteras cuando está en juego la felicidad del ser querido. Con más o menos obstáculos. Pero con la convicción de que querer hacerlo, Claudia Farías es el sostén de sus hermanos Héctor y José Luis, recibiendo la ayuda de su madre y otra hermana.
A cada mañana muy temprano parte hacia la escuela para preparar las raciones para las niñas y niños que asisten al comedor Paicor, desde la siesta hasta la caída de la tarde se encarga de la limpieza de una casa y los fines de semana, trabaja en un local bailable como integrante de un equipo de seguridad. «Trato de no enfermarme, de estar sonriente, porque necesitamos el dinero que gano, nunca alcanza para cubrir los gastos para vestirlos, calzarlos, alimentarlos, sostener a ellos. Muchas veces me siento cansada, pero tengo que seguir adelante», manifestó Claudia
Perciben una pensión de algo más de 2 mil pesos cada uno, en la actualidad no cuentan con obra social, ya que al fallecer su papá, jubilado les fue cortado. Hace un año que iniciaron los trámites en el Anses San Francisco, para que perciban la pensión ellos y aún sigue sin resolución encontrándose paralizado desde el mes de octubre del año pasado.
Por otra parte intentó incluir a sus dos hermanos en la obra social Apross que es a la que ella pertenece, pero no fueron aceptados. «Puedo poner al vecino, a mi perro, pero a mis hermanos por ser especial, el Apross los discrimina, no me permite incorporarlos».

Contención y cariño
Héctor todos los días concurre al supermercado de la Cooperativa Agrícola Ganadera de Morteros para ayudar solidariamente a los clientes con los bolsos, en algunos casos es retribuido con una propina, en las oportunidades que no ocurre la gente es atendida de manera igualitaria, sin discriminación, sin diferencias, siendo él un verdadero ejemplo de inclusión, a pesar que cuenta su hermana que hay quienes les entregan monedas y billetes que no sirven, que lo engañan, «el no va por la propina, va porque es una distracción, porque de esa manera se integra a la gente, además las chicas de la cooperativa lo contienen mucho, le brindan cariño. Cuando murió mi papa, se quebró en llanto con ellos, quienes lo contuvieron, lo adoran. Esto hace que sea invitado a muchos asados que tenga vida social, en cambio José mi otro hermano, es más casero, solo le hace los mandados a mi mamá, pero no sale de casa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espacio para los lectores
Esperamos su comentario sobre esta noticia.
IMPORTANTE !!! Regionalisimo, NO tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite, Regionalisimo se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.
Gracias por su aporte