}
El juego clandestino ahora es un delito : nombreBlog
El tiempo - Tutiempo.net
Morteros, Córdoba, Argentina /

El juego clandestino ahora es un delito

Por Dr. Raúl Costa*
El juego ilegal, en todas sus formas, existe en nuestro país desde tiempos inmemoriales. Hasta se dice que nació antes del oficial.
Borges, en su cuento “La Lotería en Babilonia”, refería a un juego de carácter plebeyo, copado después por una compañía todopoderosa que cambió las reglas haciendo gala de una arbitrariedad tal, que se borraban las fronteras entre lo que era legal y lo que no lo era.
Casi también como si fuera un cuento, en algunos ámbitos, hasta podemos aseverar que el juego clandestino está social y culturalmente aceptado. Pero debemos ser conscientes que genera un enorme daño a la sociedad.
Y es que todo el dinero que circula en la ilegalidad, y que es mucho (se calcula que sólo en nuestra provincia puede rondar los mil millones de pesos al año), termina en los bolsillos de los comúnmente denominados “banqueros”, que son quienes solventan la actividad, y no ingresa a las arcas del Estado, como sí lo hace el que deriva del juego legal y controlado, destinándose, en el caso de la provincia de Córdoba, el 100 % del producido, a solventar planes sociales.
Por eso hay que combatirlo, con firmeza y decisión. Y controlar, que lo que se juega, y que independientemente de que se fomente o no el juego se seguirá apostando, se haga por los carriles lícitos.
Además, hay otras razones de peso para sostener la lucha contra el juego clandestino, y es que en algunos casos (no en todos, obvio), esa actividad ilegal se relaciona con delitos considerados mucho más graves, como la trata de personas, el narcotráfico, el lavado de dinero, etc.
Hay todo un circuito oscuro, que financia algunas de las peores cosas que suceden en nuestra sociedad, y que hay que tratar de desmantelar. La gente tiene que saber que participar del juego clandestino puede significar colaborar con estos hechos aberrantes. Debemos tomar debida nota de esto, y no mirar para otro lado.
Lotería de Córdoba, como órgano estatal de contralor, en los últimos meses, ha realizado más de cuarenta operativos contra el juego clandestino, procedimientos que en todos los casos han resultado exitosos, es decir que se han secuestrado anotaciones, teléfonos, dinero en efectivo, máquinas electrónicas de ruleta, computadoras, y distintos elementos comprobatorios de la actividad clandestina, e incluso en alguno de ellos, hasta armas de fuego. Hasta en algún caso la actividad se promocionaba como “Casino On Line”. Estos operativos han constituido, sin duda alguna, un duro golpe a la clandestinidad, pasándose todo lo actuado a la Justicia, para que prosiga con las actuaciones.
Algunos resultados inmediatos ya se observan. En algunas situaciones, se ha comprobado que en los días inmediatos posteriores a los procedimientos se eleva la recaudación oficial, esto es que muchos apostadores clandestinos se pasan al juego oficial. Y en otros casos, algunos de estos “banqueros” han acudido a las oficinas de la empresa estatal, a fin de iniciar los trámites para obtener una agencia en forma legal.
Y aquí llegamos al punto que motiva esta nota. Que hasta fines del año pasado, esta actividad ilícita, era considerada sólo una falta o una contravención, hecho que suponía la aplicación de penas menores que no alcanzaban a disuadir a quienes incurrían en dicha infracción.
Ahora, a partir de comienzos de este año y por imperio de la reforma que se hizo a la Ley de Ganancias, se introdujo un artículo, el 301 bis, al Código Penal, que expresa que “Será reprimido con prisión de tres a seis años el que explotare, administrare, operare o de cualquier manera organizare, por sí o a través de terceros, cualquier modalidad o sistema de captación de juegos de azar sin contar con la autorización pertinente emanada de la autoridad jurisdiccional competente”.
Claro como el agua. La modificación al Código Penal apunta a terminar con el juego clandestino ya que ahora se prevé pena de cárcel. El juego clandestino ya no es más una simple contravención, ahora es un delito penal. No es poca cosa. Esto va a contribuir a generar conciencia, por un lado, para canalizar las apuestas en forma oficial, y de ese modo beneficiar a la acción social, y por otro, para que, conociendo la existencia del delito, muchos de quienes lo ejercen se abstengan de seguir promoviendo el juego clandestino.
La única verdad es la realidad. Y la realidad es que el juego ilegal existe, está instalado en nuestra sociedad, genera mafias a las que no les importa si el que juega es menor de edad, o si es una persona con adicción al juego, o si el dinero proviene de ilícitos.
El juego ilegal no paga impuestos, no genera fuentes de trabajo, no tiene ningún tipo de control, financia en algunos casos delitos mucho más graves e impide que el dinero producto del juego se vuelque en acción social, por allí se escapan recursos genuinos del Estado.
No hay excusas. Prácticamente no queda localidad sin contar con al menos una agencia oficial. Si además de combatirlo, se deja de apostar al clandestino, si se entiende finalmente que apostar ilegalmente genera un delito, se habrá dado un enorme paso en pos de su erradicación. Y, como un efecto en cadena, este tipo de represión más severa permitirá canalizar esos fondos hacia el Estado, y transferir dichos recursos a programas sociales.

DR. RAUL COSTA
DIRECTOR Y VICEPRESIDENTE LOTERIA DE CORDOBA S.E.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espacio para los lectores
Esperamos su comentario sobre esta noticia.
IMPORTANTE !!! Regionalisimo, NO tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite, Regionalisimo se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.
Gracias por su aporte