}
Victor Castro imprime su enseñanza con tangos y milongas : nombreBlog
Morteros, Córdoba, Argentina /

Victor Castro imprime su enseñanza con tangos y milongas

En Altos de Chipión, San Guillermo, Villa Trinidad y Ceres semanalmente accede a clases de tango y milonga
La región comienza nuevamente a poblarse de tangueros y milongueros de la mano del profesor morterense Víctor Hugo Castro, quien comenzó a dictar talleres en San Guillermo, Altos de Chipión, Villa Trinidad y Ceres para que puedan dominar los pasos básicos en pocas horas para que todo el mundo se anime a bailar un tango y a partir de ahí seguir avanzando para desarrollar espectáculos en escenarios junto a una gran milonga donde pueda participar toda la comunidad.
La sensualidad del nostálgico baile que es parte de la identidad nacional declarado Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco en el 2009, podrá aprenderse a bailar con el Prof. Víctor Hugo Castro los días lunes desde las 20 en San Guillermo; todos los martes en Altos de Chipión a partir de las 19, los días miércoles en Ceres a partir de las 20,30 y los sábados desde las 10 en Villa Trinidad, pudiendo ampliar información en la Secretaria de Cultura de cada localidad.
El taller está dirigido a todas aquellas personas, sin distinción de sexo o edad, que quieran aprender o mejorar su baile, tanto en tango como en milonga. Está adaptado a todos los niveles; ya sea un bailarín principiante, intermedio o avanzado, va a poder aprovechar perfectamente el taller. «Y no es necesario ir en pareja», señala Víctor Castro quien cuenta con una larga experiencia no solo sobre destacados escenarios del país, sino como jurado nacional en diferentes eventos de trascendencia nacional e internacional, además de producir show de jerarquía, sobre todo en la ciudad de Ceres donde dicta clases de folclore desde hace 27 años y de tango en los últimos cinco años.
«Siempre es una alegría volver a lugares como Altos de Chipión; San Guillermo; Villa Trinidad y Ceres por el hecho de reencontrarme con la gente que en alguna oportunidad estuvimos compartiendo clases, anécdotas, festivales, pero también es importante el conocer personas que se van incorporando al taller» destacó Castro
Los talleres que dicta en cada una de las localidades trabajan todos en base a una misma línea, donde comienzan con una base de figuras, al mismo tiempo brindan conocimientos para que amen y quieran al tango, así mismo hablan sobre los distintos ritmos, sobre el tango de salón, el callengue, el show que es el que predomina en la actualidad, los vestuarios de acuerdo a la época, los temas para bailar proyección o lo tradicional del tango. En el mismo taller se enseña vals, milonga a los fines de que el alumno vaya aprendiendo y a medida que va creciendo incorporan nuevos movimientos relacionados a los que hacen al espectáculo. «Es importante que además de aprender a bailar para que cuando asistan a un baile social cuando suene un tango no tengan que sentarse, sino que pueda disfrutar hasta el final, pero también se trata de hacer que sepan porque se está bailando, porque no es decir pego un par de saltos para que la gente me aplauda. Todo tiene su fundamento, nada se hace por azar», explicó Víctor Castro.

Animate a bailar un tango
El curso esta apuntado a que el bailarín se defienda en una pista de baile, en la fiesta familiar, en un salón social, donde puedan bailar tanto un tango, como un vals, una milonga, un paso doble. Así mismo aquellos que sostienen que son de madera, que no tienen oído o se desconcentran, también tienen la posibilidad de aprender a bailar. «Le va a costar un poco más, puede demorar un poco más, se debe tener más dedicación en la enseñanza indicándole tres movimientos por semana para que los practique, pero siempre va a aprender si dedica un poco de tiempo. Para quien no tiene pareja en la casa, la escoba, la silla, sirven para practicar, la pared para hacer ejercicios ayuda mucho. Lo esencial es conocer la marcación, el tiempo, una vez que se entiende donde están los compases marcados, se arranca y no se para más. Lo importante es probar, intentar, no parar o sentarse». 
Enfatizó que aquel que va a tomar clases con la idea de conquistar en el taller «pierde el tiempo. Se trata de un baile de respeto mutuo, si la pareja no entiende eso jamás va a poder bailar tango, si alguien cree que en clase va a lograr algo, que no vaya porque le va ir muy mal. Primero tiene que aprender a bailar y después en la milonga quizás si baila bien pueda lograr ese objetivo».
Finalmente al invitar a que se acerquen para inscribirse en la Secretaria de Cultura de cada localidad, reitero que el trabajo que se realiza en el taller es lograr que todos salgan bailando, que puedan participar de manera activa en una milonga en una noche de tango, pero que también les va a servir para bailar muy bien otros ritmos como pasodoble, ranchera, vals, cuarteto, cumbia.

Castro: "Vivir la ruptura que nadie es profeta en su tierra"
El Prof. Víctor Castro quien hace 28 años dicta clases de folclore y tango en Ceres, estuvo cuatro años en San Guillermo, vuelve a Altos de Chipión donde estuvo cinco años, en Villa Trinidad hace dos años que esta, hace muchos años que no es convocado desde Cultura de Morteros donde vive con su familia.
«Morteros no sé, espero poder vivir el momento en se rompa en que nadie es profeta en su tierra, sería muy bueno que cada uno que defiende la cultura de su pueblo, lo pueda hacer en su pueblo y desde su pueblo hacia afuera y no desde afuera», confesó con angustia al contar que desde el año 1991 que participa en el festival de Jesús María, como así también desde la primera vez que bailó en Cosquín, siempre lo hizo en representación de Ceres.
«Cada vez que baje de un escenario como Cosquín o Jesús María recibí un abrazo ceresino, el abrazo de mis alumnos, de mi gente, pero duele porque uno quisiera abrazarse con la gente de su pueblo, pero uno se va curtiendo, si algún día se da la posibilidad de representar a mi Morteros, ahí estaré».
Víctor Castro quien estuvo por última vez sobre el escenario de Cosquín, hace dos años bailando en la actuación del Chaqueño Palavecino, para el 2018 junto a sus alumnos del taller de folclore de Ceres volverán al festival de Jesús María como lo hacen desde 1991 en la apertura y desde hace cuatro años en el intermedio y se encuentran trabajando en un proyecto para ser protagonista en un festival grande, además de la producción de espectáculos de tango en la región y otros proyectos que se encuentra bosquejando desde el baile y la danza para proyectar culturalmente a poblaciones santafesinas y cordobesas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espacio para los lectores
Esperamos su comentario sobre esta noticia.
IMPORTANTE !!! Regionalisimo, NO tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite, Regionalisimo se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.
Gracias por su aporte