}
Nuevo Comienzo Morteros: Buscan que la comunidad ayude a ayudar a adictos en conflicto con la ley penal : nombreBlog
El tiempo - Tutiempo.net
Morteros, Córdoba, Argentina /

Nuevo Comienzo Morteros: Buscan que la comunidad ayude a ayudar a adictos en conflicto con la ley penal

Frente a un grupo de vecinos que proponía el asesinato de adolescentes en una asamblea realizada ante la creciente inseguridad que vive la ciudad, una mujer acompañada por dos o tres vecinos se puso a trabajar para generar un espacio de contención y trabajo. La sociedad al igual que el municipio los sigue aislando, no les brindan apoyo, la difamación a quien le puso el pecho a las balas, es una constante como auto justificación de sectores que nada hacen para cambiar la realidad social de la ciudad. Ante esto Alejandra Castro sostiene que ella tiende el corazón de mamá para brindar el afecto que le falta a los pibes.
Ante los hechos contra la propiedad perpetrados por adolescentes que busca dinero para comprar drogas, frente a la condena social y la inacción de las autoridades, Alejandra Castro clamaba para que se hiciera algo por esos pibes que aun eran niños y planteaba la importancia de brindarles cariño en lugar de mano dura.
La profundización de la discriminación, el acoso policial y la indiferencia por parte de las políticas de gobierno, ante el planteo de ser asesinados por parte de vecinos que habían sufrido algún hecho realizado frente a las autoridades municipales, policiales y judiciales que volvieron a mirar hacia otro lado, junto a unas pocas almas generosas constituyeron una cooperativa de trabajo.
Las dificultades legales para la conformación de una cooperativa de trabajo, la que debería ser conducida por los mismos adolescentes que necesitan de contención y acompañamiento, «es muy difícil porque son golondrinas que van y vienen, siempre terminan volviendo, pero no están todavía en condiciones de manejar una institución», cuenta Alejandra Castro, quien señala que resolvieron conformar por ahora de hecho una asociación que se denominó «Nuevo comienzo». Por el momento por falta de recursos económicos no cuenta con personería jurídica, la que esperan poder concretar y sostener en el tiempo para atender la búsqueda de cambio que pretenden los pibes.
«Nuevo Comienzo», comenzó con mucho esfuerzo con la generación de un espacio para quienes sufren la problemática de las adicciones y terminan cometiendo delitos a través de la fabricación de bloques de cemento, la producción de hortalizas, además de desarrollar actividades recreativas y deportivas como parte de la terapia. Todo comenzó a transitar con las lógicas dificultades de los comienzos, pero funcionando hasta que la gran cantidad de agua caída a principio de años le inundo la huerta, la fabricación de bloques la realizan al aire libre, razón por la que en días de inclemencias climáticas no pueden fabricar, además que en días de lluvia no pueden ingresar al predio por no contar con vías adecuadas para llegar.
Para el mes de agosto proyectan volver a poner en marcha el proyecto de huerta que desapareció como consecuencia de las inundaciones, «perdimos todo, pero vamos a volver a trabajar con la tierra porque es un terapia, además va insertando a los chicos en la sociedad, porque venía gente a comprar» manifiesta Castro, asintiendo que al ver a los chicos trabajando conocían su realidad, ayudando a que esos vecinos comprendan la realidad, por lo que van a retomar.

Sin apoyo
No reciben subsidios y ningún otro apoyo, el municipio realiza algún corte de yuyos, pero no brinda ningún otro tipo de ayuda, no reciben de ningún organismo de la provincia y la Nación nada, cuando pueden fabricar ladrillos, hay gente que compra, entonces reúnen algún dinero para hacer frente a los gastos operativos y los pibes se llevan alguna moneda, pero frente a las condiciones climáticas son muchos los días que no pueden hacer nada. «No tenemos nada de ayuda de la comunidad, intentamos tocar muchas puertas no se abren. Soy consciente que la sociedad está muy enojada, pero si supieran que en este lugar son cuatro o cinco horas que están acá sin consumir, que no están dentro de una casa robando, que no están en la plaza, es importante, por eso duele mucho que nadie abra las puertas. Todo sale de mi, de Lencinas, Adriana, una mamá de un chico que pasó por acá y Gela Mansilla que trabaja sin recibir nada. La marcha es lerda con salidas y caídas por que todo es a pulmón nuestro. No tenemos ayuda», asegura Alejandra.
Acota que por la situación muchas veces no están en el predio ubicado en calle Riobamba y Cuba en el sector sur este de la ciudad, no significa que no estén conteniendo a los pibes, que una vez por semana son llevados a Suardi para que reciban contención espiritual, participando en la capilla de la vecina ciudad de los encuentros de chicos con adicciones. Todas las semanas llevan entre dos o tres chicos debiendo afrontar los costos de trasladado ella, como consecuencia de la discriminación a la que son sometidos los chicos a pesar del grito de auxilio que manera permanente van mostrando.
David «Gela» Mansilla, es un referente por su propia historia de vida, es alguien que habla muchos con los chicos, los orienta en la fabricación de bloques de cemento, es junto a Alejandra quien todo los días está con ellos, «pero no podemos cumplir con él, tiene cuatro hijos, tiene que mantener una familia, acá todo se hace de corazón, no hay sueldo, se complicaría mucho más si tiene que abandonar, porque es de gran ayuda»

Ante la incapacidad, el desprestigio
La sociedad la apunta con el dedo discriminándola por estar ayudando a que pibes que consumen todo tipo de sustancias suministradas por adultos sostenidos por el silencio social con la complicidad judicial, policial y política, terminan delinquiendo para alimentar la adicción que enriquece los bolsillos de los supuestos denominados señores de la sociedad, que terminan generando falsas acusaciones en lugar de resolver la grave crisis de inseguridad que tiene la ciudad de Morteros en todos los aspectos y sentidos a los fines de evitar que se termine el negocio de los considerados honestos.
Alejandra Castro por intentar torcer el rumbo de este perverso sistema que va corroyendo a la niñez, adolescencia y juventud, nunca sufrió agresiones personales, pero si es difamada por estar con los chicos juzgándola de la misma manera que lo hacen con ellos. «Uno sabe que se expone a muchas cosas, pero el tratar de ayudar a los chicos no quiere decir que sea cómplice de sus acciones, la sociedad me discrimina por estar ayudando, pero yo duermo tranquila, lo mío es ayudar, es tender el corazón de una mamá que es lo que mucha veces le falta, una gran parte amor, entonces duermo tranquila al descubrir que cuando están con nosotros no consumen, no roban, te dicen gracias por hablar, por acompañar. Aprendo muchas cosas, descubrí que necesitan mucho amor, me duelen los sufrimientos de ellos, por jamás les podría conseguir droga, como dicen quienes se encargan de difamarme. Hubo muchos comentarios, pero se lo entregue a Dios, se que va a actuar ante esas cosas, yo jamás juzgue, ni condeno, como tampoco nunca pelee con la gente, al contrario los comentarios me dieron más fuerza para seguir luchando para que los chicos estén bien»
Por otra parte asegura que el trabajo que lleva adelante tiene como principal objetivo lograr que los pibes no entren nunca más a una casa para robar, sacándolo de las adicciones haciendo que vean que pueden ser alguien en la vida, que pueden vivir sin hacer daño, que puedan estudiar, trabajar, son las cosas que intentan enseñar, «por eso duele que la sociedad hable mal de mí, los invito a que compartan una mañana para que vean lo que se siente, estar cuatro o cinco horas con chico que te cuenta cosas, de una gran dolor que ellos tienen».
Así mismo asegura que ella nos los protege, los contiene, «se que la sociedad está muy enojada, es entendible porque ellos hacen daño, pero acá no se los protege, acá también reciben su castigo para tratar que cambien, los quiero ayudar para que no sigan haciendo daños, siento que es por eso que la gente no ayuda, juzga y condena, pero no estamos exentos que tengamos que vivir esto, el aire que aspiramos está envenenado, entonces no encuentro explicación porque no hay ayuda, por que se discrimina de esa manera».

El encierro agrava
En estos momentos en «Nuevo comienzo» participan cinco chicos con antecedentes graves, sufriendo la institucionalización por disposición de la justicia, «pero el encierro no es bueno, no sirve, vuelven peor que cuando se fueron, la sociedad tiene que entender esto, el encierro no ayuda» suplica Alejandra como si estuviera alertando a la sociedad que no entiende que debe existir un cambio desde el compromiso social quienes en el futuro vivirán el encierro ellos al profundizarse las diferencias y la discriminación como parte de las políticas que se vienen implementando.
Cada pibe tiene una penosa historia que no se resuelve detrás de un escritorio ordenando el encierro, se debe brindar la parte humana, desde el corazón, no es fácil que la sociedad lo entienda. «No tenga nada que decir contra la policía y la parte judicial, cuando tuve que hablar, yo no tuve malos tratos».
Comentó Castro que junto a David «Gela» Mansilla estuvieron días pasados en el Ipemyt 286 con chicos de tercer año donde ofrecieron testimonios, surgiendo la propuesta por parte de una profesora de San Francisco que esos chicos vayan al predio de «Nuevo comienzo» para compartir con los cinco pibes un día recreativo de integración, «esto es bueno porque se van a insertar a través de su propia historia, pero al mismo tiempo escuchando que todos tienen su historia y se puede vivir siendo alguien, estudiando».
Concluyó pidiendo que no se juzgue, que se ayude desde el corazón. «Mi idea es seguir ayudando, entregando contención que es lo que hago yo»

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espacio para los lectores
Esperamos su comentario sobre esta noticia.
IMPORTANTE !!! Regionalisimo, NO tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite, Regionalisimo se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.
Gracias por su aporte