}
Los jóvenes vuelven a pensar en Ezeiza para encontrar oportunidades de desarrollo : nombreBlog
Morteros, Córdoba, Argentina /

Los jóvenes vuelven a pensar en Ezeiza para encontrar oportunidades de desarrollo

Los jóvenes empiezan a buscar horizontes fuera del país por la falta de oportunidades de desarrollo y un futuro cierto según indican las estadísticas e investigaciones. Sólo el 39% de los jóvenes percibe al país como un lugar bueno para vivir, la mayoría no está viendo un panorama claro. Se incrementaron de manera notable los trámites en la Agencia Consular Italiana.
Los jóvenes de nuestra región nuevamente proyectan irse del país en busca de mejores oportunidades, según se desprende de un informe brindado por la Agencia Consular Italiana de San Francisco que dio cuenta que en los últimos 18 meses se incrementaron de manera notable los tramites
La oficina San Francisco llevó a cabo alrededor de 250 trámites, que en su mayoría, son iniciados por jóvenes flamantes profesionales que egresan de la universidad. Una clara señal de cómo se repite la historia reciente, como cuando en la década del noventa, los jóvenes en su mayoría con capacidades profesionales iban a aportar sus conocimientos para el desarrollo de la actividad productiva hacia otros países porque las políticas nacionales no brindan oportunidades.
El ajuste que el gobierno realizó al presupuesto destinado a ciencia e investigación que afectan los recursos de organismos como Conicet, Inta, Inti, y las universidades nacionales, como así también la gente calificada que quedó fuera del Conicet, son cerebros formados por nuestro país que van emigrando hacia otros lugares para continuar el desarrollo de sus investigaciones para terminar volcando sus conocimientos fuera de su tierra natal y como consecuencia el crecimiento científico y tecnológico es aprovechado por esos países, que no dejan al libre mercado el desarrollo de su Nación al libre mercado.
Por otra parte una encuesta mundial realizada online a veinte mil adolescentes de veinte países por un organismo inglés, determinó que cuatro de cada cinco jóvenes no la pasan bien en Argentina. 
Los jóvenes argentinos son, según esa investigación en términos generales, felices. Incluso por encima de la media mundial: el 70% de los encuestados están «contentos». Sin embargo, sólo el 39% percibe al país como un lugar bueno para vivir. Es por no tener un horizonte de futuro, ni de realización personal.
La secretaria de la Agencia Consular Italiana en San Francisco, Marianela Moroni, explicó a la Voz de San Justo que «meses después del cambio de gobierno aumentó considerablemente la cantidad de solicitudes. En estos momentos, la mayor cantidad de consultas tiene que ver con que algunos quieren hacer la ciudadanía directamente en Italia. Eso ocurre así porque en la Argentina el trámite demora entre cuatro y cinco años y como la gente no quiere esperar ese tiempo se llevan todos los papeles para hacerla en ese país, donde el trámite demora entre tres y seis meses». 
En tanto, «no es fácil hacer la ciudadanía en Italia pero lógicamente por una cuestión de tiempo la gente se arriesga y va a fijar una residencia y si lo logran, pueden presentar la carpeta de ciudadanía», añadió.

Perfil de los solicitantes 
La mayoría de las personas que acuden a la Agencia Consular de Italia en San Francisco al iniciar los trámites para la ciudadanía son jóvenes egresados de alguna universidad que se plantean iniciar su actividad profesional en Europa. 
«Los recién recibidos son mayoría en el total de personas que vienen a hacer los trámites, pero también tenemos muchos casos de familias enteras que se fueron de San Francisco hacia Italia».
En cuanto a la emigración de familias sanfrancisqueñas y de la región, Moroni describió que «la mayoría se va buscando mejores oportunidades». Mientras que en el caso de los jóvenes que finalizan sus estudios universitarios, «quieren hacer una experiencia en el extranjero y, además, aprovechar para viajar antes de tener un trabajo fijo».
«Señalan que quieren irse porque en la Argentina no hay capacidad de ahorro, ese es el argumento más utilizado y recurrente», agregó la funcionaria de la Agencia Consular.

Se podría repetir la emigración de cerebros
Entre los años 2001 y 2002 se fueron del país unas 140 mil personas. El proceso se aceleró en diciembre y, sobre todo, enero de esos años: los que se fueron en ese mes sumaron 23.000, según datos de migraciones.
En esa época la masa de argentinos con destino a Italia creció casi un mil por ciento en un año, ante el furioso aceleramiento de la crisis del 2001. Una situación que comienza a vislumbrarse que se volvería a repetir.
Hasta el 2014 según el Barómetro de las Américas de Lapop, que realizó encuestas en 22 países de la región, Argentina era uno de los tres países que menos personas querían irse al exterior. Uruguay (7,9%), Chile (8,1%) y Argentina (9,8%).
En los últimos años miles de italianos y españoles llegaron a nuestro país luego del estallido de la crisis financiera internacional en 2008, atraídos por el crecimiento de Argentina, según informó el diario madrileño Público y La Nación. Esto fue a contramano de los miles de argentinos que se fueron a España durante la última dictadura y la crisis del 2001.
Durante los últimos años muchos argentinos que vivían en España que prefirieron volver al país natal para escapar del ajuste aplicado por el gobierno que vivía un desempleo del 20 %, encontrándose en estos momentos con una situación similar o más dura aún.
La nueva ola de emigración que está comenzando a gestarse se estaría alimentando por los índices de desocupación y ante el temor que el barco se esté comenzando a hundir explican sociólogos, quienes al mismo tiempo señalan que todavía no se generó de manera masiva porque los medios de comunicación no potencian el efecto contagio como si lo hicieron en la crisis del 2001.
Las carpetas de expedientes o el flujo de personas en las colas en las embajadas y en los consulados se vienen incrementando, pero no se sabe cuántos son los que terminan los trámites y deciden finalmente irse del país, explican.
La primera ola de emigración fue en la década del 40 y fue sucedida por otras dos de tono político: una fue durante la dictadura de Juan Carlos Onganía, cuando comenzaron las persecuciones en las universidades, y la segunda arrancó con la última dictadura militar. Durante la hiperinflación del ‘89 hubo otra, pero «esa vez la causa más fuerte fue la inseguridad que sentían los ahorristas por sus cuentas y no el tema del desempleo y quizás la más fuerte fue la ocurrida a partir de fines del siglo pasado, acelerándose en el 2001. 
Podría la profunda crisis que se viene desatando en estos últimos meses, estar originando la sexta emigración de cerebros formados en argentina.
Fuentes: Propias, La Voz de San Justo, Página 12, Proyecto de Opinión Pública de América Latina, Público.es, La Nación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Espacio para los lectores
Esperamos su comentario sobre esta noticia.
IMPORTANTE !!! Regionalisimo, NO tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite, Regionalisimo se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.
Gracias por su aporte