}
Sancor en medio de operaciones comerciales políticas : nombreBlog
El tiempo - Tutiempo.net
Morteros, Córdoba, Argentina /

Sancor en medio de operaciones comerciales políticas

Sostienen que el ofrecimiento de 130 millones de dólares realizado por Sancor, por parte de Alaisa Distribuidora es una operación para embarrar las negociaciones con Fonterra. No descartan que pudiera estar por detrás el grupo Pegasus de los funcionarios nacionales, Lopetegui, Quintana y Braun, quienes se quedaron en los noventa con la cooperativa Milkaut.
Un grupo alimenticio desconocido en el sector agroindustrial argentino ofreció pagar 130 millones de dólares para quedarse con el control de SanCor, siempre y cuando al cooperativa se convierta en una sociedad anónima. 
Se trata de Alaisa Distribuidora, de la cual no existen muchas precisiones sobre su objetivo social y sobre su estrategia comercial y que mediante una carta enviada al Consejo de Administración de Sancor, ofrece comprar el 51% de las acciones de la S.A que supuestamente se encuentra en gestación.
Además la misma misiva enviada y firmada por Carlos D’occhio como presidente de Alaisa Distribuidora, dice que tiene intenciones de fortalecer a los pequeños productores y tamberos que deseen incrementar sus niveles de producción aportando una línea financiera de 2% anual estimada entre 80 y 100 millones de dólares
Desde SanCor mediante otra carta, solicitan a Alaisa que acerque información sobre la compañía y la ampliación y explicación de la propuesta al estudio Orlando Ferreres & Asociados, contratado para analizar las diversas alternativas de reestructuración que podría encarar la cooperativa, entre las cuales se encuentra la de convertirse en una sociedad anónima.
El proceso de reconversión en sociedad anónima aprobado por la asamblea de socios en mayo, hasta el momento no habría tenido mayores avances, ya que de los 450 millones de pesos comprometidos por el gobierno nacional solo fueron depositados 200 millones y los 250 millones restantes fueron frenados bajo distintos argumentos.
El gobierno nacional por los 200 millones de pesos otorgados obligó a la cooperativa ceder a facor de Nación Fidecomisos el 10 % de las acciones que Sancor tiene en la sociedad Mead Johnson Nutrition Argentina y el 50% del capital que controla en Arla Foods Ingredients (Afisa). Además se constituyó una prenda sobre la marca SanCor.

Una propuesta que podría ser una operación
Llama la atención que la propuesta de este desconocido grupo empresario Alaisa, sea la primera en darse a conocer desde Sancor, ya que las negociaciones con Fonterra, como así también con Saputo son mantenidas en silencio, solo se conoció por información suministrada por el gobierno santafesino, que sigue asegurando que la cooperativa Fonterra sigue negociando, solo que esta demorada la misma, como así también indicaron que un holding de origen árabe está analizando el tema.
Hay quienes sostienen que el envío de la carta por parte de este grupo y publicado en Clarín se trata de una operación para hacer fracasar las negociaciones con Fonterra, al tener interés en quedarse con la mayor empresa láctea de argentina los funcionarios del gobierno nacional que integran el grupo Pegasus. Esto obligó al Ministro de la Producción de Santa Fe, Luis Contigiani, en salir a desmentir que Fonterra se había retirado de las negociaciones con Sancor, señalando que las mismas continúan con absoluta normalidad.
Sorprende es que el Consejo de Administración de Sancor desde que se desató la crisis mantiene un absoluto hermetismo, ocultando información a los asociados y en este caso al recibir la carta del Alaisa Distribuidora, rápidamente la hizo pública, pero no actuó de la misma manera en relación a las negociaciones con la cooperativa neozelandesa. Es una actitud sospechosa en virtud de los antecedentes de algunos miembros del consejo de administración, que en otras oportunidades estuvieron a punto de entregar la cooperativa a capitales privados con la idea de transformarla en sociedad anónima.
Quienes vendrían sosteniendo que existiría una maniobra comercial – política para profundizar el vaciamiento de la cooperativa a los fines de bajar al mínimo su valor, razón por la que no se estaría desembolsando los 250 millones de pesos que falta por parte del gobierno nacional, tendría que ver con maniobras para favorecer para que se quede con Sancor el grupo Pegasus propiedad de Mario Quintana, la familia Braun y Gustavo Lopetegui, que manejan Pampa Chese, quienes después de una vaciamiento se quedaron con la cooperativa Milkaut. ¿Estarán repitiendo la formula?

Silenciosas negociaciones
Mientras los socios siguen sin saber que negocian consejeros y funcionarios de Sancor, el presente de los productores lecheros que no cobraron la leche adeudada, proveedores y transportistas que tampoco perciben gran parte de sus acreencias y trabajadores que día a día viven la incertidumbre cobrando sus salarios a cuenta gotas visualizan un sinuoso camino, el que muchos abandonaron ante el temor de quedar enterrados en el barro. Como siempre quienes no tienen atajo son los empleados.
Mientras tanto el déficit económico y financiero sigue sin ser cubierto, la actividad en función de la capacidad productiva es prácticamente inexistente, al no recuperar la confianza por parte de los tamberos que derivan su leche a otras empresas, todo alimentado por el gobierno nacional que condiciona con exigencias consideradas para muchos extorsivas.
La cesación de pagos por parte de Sancor incide de manera directa en cada una de las poblaciones que integran la cuenca central, ocasionando una difícil situación social a partir de la falta del circulante proveniente de la principal actividad productiva económica de toda la región.
Esta situación de crisis por parte de la cooperativa que históricamente regulo hacia arriba el valor de la materia prima, hace que desde hace un largo tiempo las empresas privadas, se estén quedando con parte de lo que corresponde a los productores tamberos que deben caer desesperados a vender su leche.
Muchos son los que celebran la caída de la cooperativa Sancor, sin darse cuenta que están cavando su propia tumba. La cooperativa con todos los errores y defectos ocasionados por sus dirigentes hasta nuestro días quedó demostrado que es la única herramienta institucional con que cuentan los tamberos para defender el precio de su producción, ya que las gremiales vienen haciendo agua por todos lados, sometiéndose a las decisiones del libre mercado, manteniendo silencio absoluto. ¿Cuántas serán las razones por la que sus dirigentes se mantienen callados?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Espacio para los lectores
Esperamos su comentario sobre esta noticia.
IMPORTANTE !!! Regionalisimo, NO tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite, Regionalisimo se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.
Gracias por su aporte