}
Morteros: Falleció el cantautor profesor Roberto "Beto" Véliz : nombreBlog
El tiempo - Tutiempo.net
Morteros, Córdoba, Argentina /

Morteros: Falleció el cantautor profesor Roberto "Beto" Véliz

Roberto «Beto» Veliz dejó de existir hoy a la edad de 59 años como consecuencia de su largo problema de salud, lo que hacía bastante tiempo lo había alejado de los escenarios. Desde la adolescencia no solo aportó a la cultura de la ciudad, sino que también desde su militancia política lucho por un mundo de iguales, mientras que desde el vecinalismo fue un luchador social. Aportó a la formación de los jóvenes como docente, pero por sobre todas las cosas por sus dificultades motrices y problemas de salud, demostró que con perseverancia, amor y dedicación es posible crecer, desarrollarse y aportar a la sociedad solidariamente.

Texto de Miguel Peiretti al realizarse un homenaje en Multiespacio Andalucía a la trayectoria y labor de Roberto "Beto" Véliz por parte del “Duende” Gárnica, como artista olvidado por la sociedad y revalorizado por Lucas Guzmán y Pablo Guardiero.
Fue a fines de una las duras épocas de nuestra patria cuando comenzaba con los primeros rasguidos de su guitarra para acompañar su calidad voz. Eran aquellos años inciertos en que la política apasionaba a los jóvenes en busca de igualdad, libertad a e independencia.
En aquellos primeros años de la secundaria con catorce años este bohemio soñador comenzaba a recorrer el mundo del arte, la política, la solidaridad y por sobre todo la participación desinteresada en la vida institucional de nuestra ciudad.
Ese destino algo distinto al de cualquier otro joven de su edad que la vida le dio, es una cabal demostración de que fruto de la dedicación, observación y estudio le permite transitar los pedregosos caminos de sus ideales. La música, el canto, la pintura, la cerámica, la taxidermia fueron desde su adolescencia hasta nuestros días las armas empuñadas para poner luz a la oscuridad, pero su modestia es el velo tras lo que se oculta un sano y bien fundado orgullo, de ese individuo distinto, pero olvidado.
Con prodigioso esfuerzo comenzó a cantar en los primeros años de la década del setenta como solista, constituyendo el primer grupo en 1985 junto a Damián Báez, Roberto Mainardi, Mario Contato con el nombre de Dúo Bocana el que tuvo una permanencia de dos años para volver como solista. Participó como músico invitado en dos grabaciones discográficas realizadas por María Azucena Ferreira y Daniel Anguino.
Sus actuaciones nunca tuvieron pretensiones económicas, en la inmensa mayoría fueron un aporte solidario a la actividad institucional, en apoyo de alguna necesidad, siempre con la firmeza de dejar un mensaje a la sociedad. Con esa premisa convocó a Pablo Guardiero, Roque «Luli» Weiss, Marcelo» Tizón» Pérez, Hugo Ibañez, para en 1997 dar nacimiento a Grupo «Amanecer», en el que permaneció hasta hace un tiempo en que una afección de su salud, hizo que tuviera que declinar.
Este grupo es tal vez, con el que mayores glorias conquistó, no solo por el hecho de que al año siguiente de su formación fueron los ganadores del Pre- La Paquita y a partir de allí una escala ascendente de éxitos artísticos, sino porque le permitió conquistar aunque se escondiera en el último rincón del mundo el soñar y sufrir sin una queja, sin una súplica sustentado en la solidaridad hacia la sociedad.
Muchos son los conceptos que podríamos verter sobre su aporte a través de la música y el canto, pero nos extenderíamos demasiado sobre este artista que como el beduino en el desierto, percibió lo que el viajero no alcanza a divisar, él, en el desierto de las almas descubre lo que el común jamás vería sin la ayuda del artista a través de su poesía, destacándose entre sus obras los temas «Zamba para mi sueño» y «Mar de Ansenuza». La taxidermia, la cerámica y la pintura son ramas del arte por la que con su aguda sensibilidad, expresa el sentimiento del dilatado mar del alma, entregado por completo a su vocación como reino interior de su palacio, vedando la tormenta de su vida llenando su corazón de oro pródigo de óptimismo, sin otra tristeza que la dulce y bienhechora del mañana.
Decíamos que comenzaba artísticamente en aquellos apasionados años de búsqueda de igualdad, libertad a e independencia, movilizándolo en el amparo de las banderas partidarias fue uno de los pocos que en 1985 se movilizó en nuestra ciudad en defensa de la democracia con la organización de la exposición por los derechos humanos, el Partido Intransigente lo tuvo como candidato a concejal y el Movimiento Todos por la Patria como candidato a senador departamental, pero su lucha no solo se circunscribió a la arena partidaria, sino que su aporte al vecinalismo, a la vida institucional, a la educación como Profesor de Ciencias Económicas y licenciado en gestión educativa siempre lo tuvo con una voz crítica ante las injusticias, en defensa de los derechos humanos.
La libertad cuesta mucho más cara que la comodidad. Entre ésta y aquélla no vaciló nunca en elegir la primera, pagando sin pestañar, lo que ella exige para alcanzarla. Estudió y progresó, olvidado por sus conciudadanos, pero satisfecho del fecundo silencio de su vida.
Si fuese la felicidad la meta ansiada por un artista, tampoco se puede decir si su entrega lo hizo feliz. Supongo, sin embargo, que los artistas creadores necesitan vivir dentro de un estado «sui generis» integrado por un poco de felicidad, de infelicidad, de ansiedad, de amargura, de éxtasis, de alegría y tristezas, de nostalgias, amores y rencores. Y en la vida de Roberto «Beto» Veliz existió todo eso y por eso fue lo que fue. Se puede resumir en dos palabras: arte y dignidad.

1 comentario:

Espacio para los lectores
Esperamos su comentario sobre esta noticia.
IMPORTANTE !!! Regionalisimo, NO tiene responsabilidad alguna sobre comentarios de terceros, los mismos son de exclusiva responsabilidad del que los emite, Regionalisimo se reserva el derecho de eliminar aquellos comentarios injuriantes, discriminadores o contrarios a las leyes de la República Argentina.
Gracias por su aporte